Alberto Molina

La Fundación Enciendo mi Corazón nace desde el más profundo amor que siento por y para los niños.

Mi nombre es Alberto Molina y nací en Madrid (España). En el año 2014 mi vida giró completamente cuando, tras 15 años de trabajo en una gran multinacional, renuncié a mi puesto y tomé la decisión de sumergirme completamente en el mundo del Yoga. Tras mi formación en la escuela Sivananda en la India, el universo me situó en una clase de Yoga para niños donde me enamoré de su inocencia, su alegría y su espontaneidad; en aquel momento sentí que quería trabajar por y para los niños. Mi viaje y formación avanzada de Yoga continuó por Canadá y varios países de Sudamérica… hasta que llego Colombia! Aquí conecté con los niños de una manera muy especial pudiendo ver sus necesidades, muchos de ellos habían perdido la esencia de ser niños y tenían su corazoncito apagado debido a sus circunstancias personales y del entorno. Es aquí cuando nace la Fundación Enciendo mi Corazón, una fundación de servicio, con el objetivo de volver a encender el corazoncito de todos esos niños a través del Yoga, realizando mi Ser y sintiendo cumplida mi misión en esta vida.

Gracias a todos los que me habéis apoyado en la distancia desde España, sobre todo a mi familia, que tanto echo de menos, y gracias a todos mis amigos y hermanos colombianos, en especial a Jairo Saldarriaga, Alejandro Correa, Claudia Díaz y Mary Luz Agudelo que sin ellos no hubiera sido posible crear esta fundación. Y como no, eternamente agradecido a Susana Pato (Jashoda), mi afectuosa y querida madre yoguini, pues fue ella quién encendió mi corazón para con los niños.

“El amor vibra en forma de servicio, caridad, generosidad y benevolencia. El espíritu de servicio debe estar siempre arraigado en el corazón. Ha de ser innato e inherente. Todo servicio es hueco si no hay en él amor, afecto y sinceridad. Si sirves con amor y sentimiento, Dios está detrás de ti.”

Swami Sivananda.

MISIÓN

Fundación Enciendo mi Corazón es una entidad privada sin ánimo de lucro con una gran vocación de servicio social enfocada en mejorar la calidad de vida de los niños a través de las enseñanzas de la práctica del Yoga y la meditación para lograr un mundo en paz. Se dirige en particular a los niños y jóvenes que se encuentren en situaciones difíciles vulnerados en sus derechos, aportándoles una herramienta válida para que encuentren la conexión con su Ser, equilibrio, paz y amor en sus vidas, pudiendo relacionarse y comunicarse en armonía con su entorno. La principal misión de la fundación es encender todos los corazoncitos de esos niños que debido a sus circunstancias de vida han dejado de brillar.

VISIÓN

Consolidarse a nivel nacional extendiéndose por toda la geografía colombiana contribuyendo al mejoramiento y calidad de vida de los niños de la población vulnerable para lograr un mundo en paz.
“Si enseñáramos meditación a cada niño de 8 años se acabaría la violencia en una sola generación” Dalai Lama.

VALORES

  • El respeto, el amor y la no violencia (ahimsa): Primero hacia ti mismo y luego hacia todos los seres y animales de este planeta. Estos son los tres pilares principales de la fundación que son trasladados en cada clase a todos los niños con los que trabajamos.
  • Profesionalidad y experiencia: Todas las personas involucradas en la fundación tienen gran profesionalidad y experiencia en la enseñanza de Yoga para niños garantizando así el objetivo principal de la fundación.
  • Accesibilidad y compromiso: La fundación será fácilmente accesible para cualquier profesor de Yoga para niños (independientemente de su linaje) que quiera colaborar con la misma de forma altruista. El compromiso hacia la fundación y hacia los niños es un aspecto fundamental para todas las personas involucradas.
  • Transparencia: en la gestión de recursos, realizando y publicando informes anuales de gestión y balance de cuentas (menú transparencia).
    Fundación Enciendo mi Corazón está registrada en la cámara de comercio de Medellín para Antioquia con el número ESAL: 21-017272-22 y bajo vigilancia y control de la Gobernación de Antioquia.